Suscribite - come sopa de calabaza

12.7.15

Entré por la puerta, a tu lado, el aire era frío, 
pero había algo que de alguna forma me hacía sentir como en casa. 
Dejé mi bufanda en lo de tu hermana, 
y todavía la tenés guardada en tu cajón. Incluso ahora. 
Vos dispuesto dulcemente, yo con la mirada perdida. 
Vamos cantando en el auto, perdiéndonos por el norte de la provincia. 
Las hojas del otoño caen como piezas en su lugar, 
y puedo verlo todo, aún después de tanto tiempo.
Y sé que él se ha ido, y que la magia ya no está. 
Y podría estar bien, pero no lo estoy, en absoluto.
Porque aquí estamos de nuevo, en esta pequeña calle de barrio. 
Casi pasás en rojo, porque me estabas mirando. 
Mi pelo en el viento, yo estaba ahí, lo recuerdo tan bien.

Álbum de fotos abierto sobre el mostrador, te vas poniendo colorado
 (solías ser un niño pequeño con anteojos, sobre una cama de dos plazas) 
Tu mamá me cuenta historias de cuando estabas en el equipo, 
vos me contás sobre tu pasado, pensando que yo era tu futuro.
Pero se que esto ya fue, y no hay nada que pueda hacer. 
Te olvido lo suficiente, como para olvidar porque te necesitaba.
Y aquí estamos de nuevo, en el medio de la noche. 
Bailando en la cocina, a la luz de la heladera. 
Bajando las escaleras, yo estaba ahí, lo recuerdo tan bien..

Quizás nos perdimos un poco en la traducción, tal vez pedí demasiado. 
Quizás lo nuestro era una obra maestra, 
hasta que fuiste y lo rompiste en pedazos. 
Corriste asustado, yo estaba ahí, lo recuerdo tan bien.
Y me llamás de nuevo, sólo para romperme como a una promesa. 
Tan casualmente cruel, diciendo ser honesto. 
Soy un pedazo arrugado de papel, ahí tirado, 
porque lo recuerdo todo, todo, todo, demasiado bien.

El tiempo no volará, es como que quedé paralizada. 
Quisiera poder ser mi viejo yo otra vez, pero sigo tratando de encontrarme. 
Después de tantos días de tus camisas a cuadros, 
y de tantas noches en las que me hiciste tuya, 
ahora me mandás mis cosas por correo, y me hacés volver caminando sola.
Pero seguís teniendo mi bufanda, desde aquella primer semana.
Porque sé que te hace acordar a la inocencia, y porque todavía huele a mi. 
No podés deshacerte de ella, porque lo recordás todo demasiado bien.

Y porque aquí estamos de vuelta, cuando yo te amaba tanto, 
Justo antes de que pierdas la única cosa verdadera que conociste. 
Era todo tan raro, yo esta ahí, lo recuerdo tan bien.
Mi pelo en el viento, vos estabas ahí, lo recordás bien
Bajando las escaleras, vos estabas ahí, lo recordás bien
Era tan raro, yo estaba ahí, lo recuerdo tan bien..

No hay comentarios: